Capítulo #1 Emoción en la gasolinera

Todos o casi todos vimos en su momento Million Dollar Baby de Clint Eastwood. El primer capítulo trata de la secuencia en la gasolinera que podéis ver en el 5’35” del siguiente enlace.

Clint Eastwood y Hilary Swank, Frankie y Maggie en el film, paran para repostar en una gasolinera. Vienen de hacer una visita a la familia de Maggie, la madre y la hermana no creen en el sueño de Maggie, ésta quiere convertirse en una boxeadora profesional y así por fin poder cumplir su sueño. La “familia”, de forma egoísta y sin ningún tipo de comprensión, quiere que Maggie les envíe dinero para poder pagar la casa dónde viven. Maggie abandona la casa de su madre con un sentimiento profundo de tristeza y decepción. El único apoyo que le queda es Frankie y su ayudante Scrap, Morgan Freeman. Entonces llegamos a la escena de la gasolinera.

Maggie está en el interior del coche. La cámara está fuera, la vemos encerrada y con la mirada perdida y desolada aún puesta en lo que acaba de acontecer en su “casa”. Frankie la mira y empieza a limpiar el cristal delantero del coche. Los chorros del agua resbalan cubriendo el rostro perdido de Maggie. Es una manera muy buena de expresar el llanto, el sentimiento de tristeza que siente Maggie interiormente. Las notas de piano empiezan a sonar y entramos en una dimensión muy emocional. Posteriormente, y después de un travelling lateral que nos transporta a otra visión de la escena, Maggie gira la cabeza y mira hacia el otro lado de los dispensadores de gasolina. Ve a una niña, que está esperando en el interior de un coche, feliz junto a su mascota. Maggie sonríe y la saluda. Es una escena sin diálogos, pero viendo el rostro de Maggie mirando a la niña, podemos saber que puede estar pensando el personaje, puede pensar que ella un día fue feliz cómo esa niña o que la niña está teniendo la infancia que ella nunca tuvo.

La escena dura un minuto. Un minuto de pura emoción.

Escrito por Xavier G. Selma