Capítulo #2 Miradas y gestos que lo dicen todo

En el artículo de hoy hablaré de dos escenas de la película “Lost in Translation” (2003) de Sofia Coppola.

Nos encontramos con unos personajes que no están a gusto con su vida, una relación amorosa que por diferentes motivos no podrá llegar a ningún lado. La contención emocional impera en los encuentros entre los personajes.

Bob (Bill Murray) y Charlotte (Scarlett Johansson) se conocen en Tokyo, Bob, en plena crisis de los 50, no pasa por el mejor momento en su matrimonio. Por otro lado, Charlotte, una joven casada con un fotógrafo, está invadida de dudas existenciales y no está a gusto con su marido, éste no le hace caso anteponiendo su trabajo a la relación con ella. Bob y Charlotte se conocen una noche en el bar de un hotel, días más tarde salen de fiesta con unos amigos japoneses de Charlotte. Entonces llegamos a la escena del karaoke.

La escena del karaoke es una de las escenas clave de la película. Musicalmente la escena consta de cuatro canciones, progresivamente la música se vuelve por un lado más sensual y por otro más intimista. Charlotte, con una peluca rosa, canta una canción mientras observamos a Bob repitiendo estrofas de la canción con la mirada puesta en Charlotte. La música es utilizada para unir aún más a los personajes, potenciando la química que ha surgido entre ellos después de haberse conocido fortuitamente noches antes.

En el minuto 2 del siguiente enlace, Charlotte presenta a Bob para que éste pase a cantar la siguiente y última canción de la escena. Después de que Bob se beba la última copa de la noche, empieza a cantar la canción “More than this”. En los siguientes planos la utilización del cambio de foco pasa a cobrar una dimensión expresiva muy potente.

En el minuto 2′ 45″ pasamos de Bob, enfocado en primer término, a ver enfocada a Charlotte que está en segundo término compartiendo plano con Bob. El cambio de foco expresa el pensamiento de Bob y la unión emocional de los personajes. Charlotte sonríe y parece entender el sentido de la mirada de Bob. Posteriormente pasamos a ver una serie de primeros planos de Bob y Charlotte dónde continúan las miradas, pero dónde premonitoriamente, los vemos divididos en planos diferentes, cómo si ambos supieran que a pesar de lo que sienten su relación es inviable . La escena llega a su momento climático, los personajes tan solo con un intercambio de miradas parecen entender lo que siente el uno por el otro. La ternura, sensibilidad y sutileza se apodera de este gran momento que se produce en una karaoke perdido de Tokyo.

El impedimento de la relación entre ellos dos se ve reflejado en la escena siguiente. Charlotte, en plano general, está fumándose un cigarro sola y pensativa sentada en el asiento de una peculiar sala. Bob entra en la sala, se sienta y le coge el cigarro de la mano a Charlotte. Este pequeño gesto expresa la complicidad que tienen ambos personajes. Posteriormente se produce un cambio de plano y vemos como Charlotte se apoya sobre el hombro de Bob.

Es una escena muda, sin diálogos, pero expresa claramente que los personajes, aunque vaya en contra de sus sentimientos, saben que deben conformarse con eso.

Lo más importante se expresa a través de miradas y gestos. Miradas y gestos que lo dicen todo.

Escrito por Xavier G. Selma